¿Cuándo iniciar el tratamiento y por qué?

El tratamiento de ortodoncia es esencial para una buena calidad de vida y bienestar. Cuando se inicia a tiempo, puede proporcionar más beneficios a largo plazo a los pacientes y prevenir futuros problemas relacionados con la salud dental.

Lo ideal es que el tratamiento se inicie en cuanto se observen cambios en la mordida del niño, lo que ocurre a la edad media de 5 años. Esto es necesario para evitar la evolución de la maloclusión y la necesidad de un tratamiento tardío. Principalmente porque en el futuro puede ser más complicado de tratar, los costes del tratamiento pueden ser más elevados, el tratamiento puede durar más tiempo e incluso el paciente puede ser sometido a una cirugía ortognática.

Por lo tanto, cuanto antes se inicie el tratamiento y haya una orientación profesional que permita un diagnóstico preciso, el paciente tendrá el mejor resultado posible.

Outras publicações

Iniciar conversa